La cocina plenamente mediterránea, con platos simples pero curados que se remontan a las antiguas preparaciones campesinas, expresa una gran atención por los productos de la zona, una sabia elección de sabores, colores y olores que cambian en simbiosis con el paso de las estaciones. A través de los propios menús, la casa de campo valoriza los productos particulares de la tradición y del territorio, olvidados o en vías de extinción, algunos de los cuales de origen griego. Los tradicionales productos como el “Capicollo azze anca grecanico” o el Caciocavallo di Ciminà, ambos en el circuito de Presidi Slow Food, son la base de muchas bebidas. Las combinaciones a un cierto número de excelentes vinos Igp de Palizzi junto al cuidado de las materias primas, además de producción propia y la irresistible percepción de los sabores, ofrecen experiencias sensoriales únicas.

Precio menù: € 22,00 – dos platos, guarnición y fruta – bebidas y extras no incluidas